ejemplos de inteligencia artificial

La Inteligencia Artificial (IA) aumenta su potencial cada año, y ahora somos capaces de crear una inteligencia que ni siquiera imaginábamos hace unos años. Es un tema complicado que intriga a algunos y asusta a otros. Sus posibilidades son muchas y pueden aplicarse a casi cualquier ámbito de nuestra vida.

Pero también es un tema que asusta porque hay muchos que piensan que es posible, en unas décadas, llegar a un punto en el que las Inteligencias que creamos nos puedan superar en casi todo y tomen el control laboral y económico del planeta.

Una idea quizás un poco utópica pero no demasiado. Pero, ¿cuáles son las aplicaciones reales en la vida cotidiana? Aquí te presentamos 20 ejemplos de inteligencia artificial que vemos a diario.

Ejemplos de inteligencia artificial reales en la actualidad

1. Asistentes de voz

Son esencialmente una Inteligencia Artificial y un altavoz para poder comunicarse con los humanos. Están programados precisamente para comportarse de la forma más humana posible, es decir, para entender lo que decimos, comprenderlo y formular una respuesta adecuada.

Los asistentes de voz más conocidos son: Google, Alexa y Siri.

2. IA en motores de búsqueda

La inteligencia artificial también se utiliza en los motores sociales y de búsqueda. Sociales como Facebook, Instagram y TikTok y motores de búsqueda como Youtube y Google.

En Redes Sociales se utiliza con las publicaciones recomendadas, la inteligencia a través de una serie de parámetros te sugiere contenidos que podrían gustarte en base a lo que ya te ha gustado en la plataforma.

3. Conducción autónoma

La conducción autónoma ya existe, pero a diferencia de los usos anteriores de la IA, no se ha expandido mucho porque todavía está inmadura, pero en el futuro será definitivamente una de las principales inteligencias artificiales en nuestra vida cotidiana.

La marca de coches más famosa en este sentido es Tesla, aunque también hay otros modelos de otras marcas que tienen conducción autónoma.

4. Ai en GPS y Navegación

Los navegantes son capaces de evaluar cuál es la ruta más rápida en función de lo que ocurre en ese momento. Pueden evaluar el alcance de una desaceleración o cualquier problema en el camino.

Todas las aplicaciones de navegación de tu teléfono cuentan con esta tecnología: Google Maps, Moovit o Waze.

5. Notificaciones de una aplicación

Las aplicaciones estudian tu comportamiento cuando utilizas el teléfono y saben siempre el momento adecuado para enviar una notificación. Esto se debe a que la inteligencia artificial puede entender cuáles son tus hábitos, es decir, qué sueles hacer antes de cerrar el teléfono o cuándo lo usas más.

6. Aplicaciones de Ai en Medicina

La IA está presente en el mundo de la medicina desde hace unos años, sobre todo aplicada a los análisis de exámenes.

Pueden analizar fotográficamente los resultados de muchos exámenes, encontrando enfermedades y problemas. También son mucho más rápidos que un ser humano, aunque todavía no se puede confiar plenamente en ellos.

7. Traducción

La inteligencia artificial también se utiliza para comprender mejor el significado de una frase para traducirla con precisión. También se utiliza en la generación de subtítulos automáticos, que no suelen ser muy precisos pero que sin la IA serían aún peores.

8. Aplicaciones de Ejército

Además de utilizarse en todos estos campos, es cierto que también se utiliza militarmente. El uso de la inteligencia artificial en una intervención militar puede permitir ataques sin el riesgo de perder hombres, actuando únicamente con robots.

9. Anuncios y Publicidad

Al igual que los motores de búsqueda y las notificaciones de las aplicaciones, los anuncios estudian los datos de los usuarios y comprenden sus intereses a través de ellos. Así, los anuncios se muestran sólo a los posibles usuarios interesados y no a todo el mundo, con lo que se ahorra en gastos de publicidad y es mucho más eficiente. Este es quizás uno de los más representativos ejemplos de inteligencia artificial que vienen utilizando desde hace más de 10 años.

Los anuncios son extraordinariamente personalizados y precisos, aumentando su tasa de conversión, y todo ello es posible gracias a la IA.

10. Correos electrónicos

El correo electrónico utiliza la inteligencia artificial para clasificar los mensajes entrantes en diferentes categorías.

La inteligencia los filtra y los divide en: Spam, Promociones, Social y Principal. También pueden averiguar si hay un evento que añadir al calendario, y hacerlo automáticamente.

11. Streaming de música y vídeo

Aunque las recomendaciones de YouTube y las listas de reproducción sugeridas en las aplicaciones de música existen desde hace tiempo, podemos ver cómo estas recomendaciones se adaptan más a tus gustos con el tiempo. Se trata de la IA, que rastrea los vídeos y la música que más escuchas y te ofrece sugerencias sobre ellos.

12. Seguridad y vigilancia

La idea de la IA trae consigo la idea de que se está utilizando para la vigilancia a gran escala. Aunque hay cierto debate sobre la ética, se sabe que la IA se utiliza cada vez más en este ámbito. Supervisar el enorme flujo transmitido por varias cámaras y otros dispositivos no sólo es una actividad tediosa, sino que también tiene sus límites.os

La banca es uno de los campos que adoptó los inventos tecnológicos antes que la mayoría de los demás. Ya no se necesita acudir a un espacio físico, simplemente es posible realizar cualquier operación desde un teléfono móvil.

13. Servicios financieros

La banca es uno de los campos que adoptó los inventos tecnológicos antes que la mayoría de los demás. Ya no se necesita acudir a un espacio físico, simplemente es posible realizar cualquier operación desde un teléfono móvil.

Aquí también se puede decir que IA es ampliamente utilizada por las entidades financieras para predecir lo que llaman el «churn» y es que un modelo sea capaz de predecir un usuario que se dará de baja y tomar medidas de fidelización antes de que eso pase; este es uno de los ejemplos de inteligencia artificial que cada vez más las empresas quieren aplicar en sus operaciones.

14. Input inteligente

No hace falta buscar más allá de su propio dispositivo móvil. La introducción de texto se ha vuelto más cómoda con la integración de la IA, que predice palabras, frases y emoticonos en función de tu uso habitual y tu estilo de escritura.

Pocas aplicaciones de mensajería ofrecen sugerencias de temas y, en muchos casos, autocompletan el texto basándose en la frase que se escribe.

15. Asesoramiento en salud

La tecnología ya puede detectar un tumor en una imagen médica y hacer un diagnóstico a partir de un informe patológico. La IA está revolucionando el sector al ser más precisa que la detección manual de los síntomas. Los chatbots (que proporcionan una mejor comprensión de los síntomas de los pacientes) y el software de reconocimiento facial se están combinando ahora con el aprendizaje profundo para detectar enfermedades genéticas raras.

16. Comunicación

La voz forma parte de nuestra vida cotidiana, desde los altavoces inteligentes hasta los mandos del coche. Los sistemas de aprendizaje automático son cada vez más capaces de entender e interactuar con los humanos. Algunas aplicaciones de procesamiento automático del lenguaje natural (PLN) incluyen ahora la traducción automática, el reconocimiento del habla y el análisis de sentimientos.

17. Cocinar

La cocina se adapta perfectamente a la IA, ya que sólo es cuestión de saber combinar una lista de ingredientes de diferentes maneras y dosis. Los electrodomésticos con inteligencia artificial no solo facilitan la búsqueda y elaboración de recetas, sino también el control de los hábitos alimentarios para comer de forma más saludable.

18. Pagar

Aunque su nombre sea cuestionable, la tecnología «Pay With Your Face» podría suponer un gran ahorro de tiempo. El desarrollo de algoritmos de reconocimiento facial pronto será lo suficientemente rápido y barato como para gestionar millones de transacciones diarias. Y el aprendizaje automático podrá enseñar a un ordenador a reconocer algo más que caras. Wells Fargo y otros están estudiando la posibilidad de asegurar ciertas transacciones financieras analizando la voz del usuario.

19. Establecer una estrategia deportiva

Incluso teniendo en cuenta el número casi infinito de variaciones del comportamiento y el ingenio humanos en el campo o la pista, parece que la inteligencia artificial puede ser capaz de desarrollar pronto estrategias totalmente nuevas, incluso para los deportes más estudiados del mundo, como el fútbol.

20. Asesoría judicial

La IA puede cambiar profundamente la sociedad al proporcionar una defensa medianamente aceptable a quienes no pueden permitirse una representación humana adecuada.

Como vemos, hay muchas aplicaciones de AI que hoy en día utilizamos y se nos van volviendo parte del día a día. De estos 20 ejemplos de inteligencia artificial, ¿Cuántos usas?

¿Cuáles son los 3 tipos de inteligencia artificial?

Los tres tipos de inteligencia artificial son:

  1. Inteligencia artificial débil o IA de uso específico: se enfoca en una tarea específica y no tiene la capacidad de aprender o adaptarse a nuevas situaciones.
  2. Inteligencia artificial fuerte o IA general: tiene la capacidad de aprender y adaptarse a nuevas situaciones y tareas.
  3. Inteligencia artificial superintensiva: es un tipo de IA general que tiene la capacidad de aprender y adaptarse de manera más rápida y efectiva que las IA débil y fuerte.