vitaminas para aumentar masa muscular

Ganar la masa muscular deseada de forma rápida es el sueño de muchas personas en la actualidad. La razón es sencilla: con la masa muscular adecuada, nuestro cuerpo tendrá firmeza estructural, menos grasa y mejor figura.

En el proceso de ganar masa muscular, la dieta y el ejercicio juegan un papel fundamental. Sin embargo, las vitaminas para aumentar masa muscular hacen que el proceso sea más rápido y exitoso.

En este artículo te hablaremos de 5 vitaminas que te pueden ayudar a aumentar masa muscular rápidamente. Además, te indicamos dónde puedes encontrarlas, ya sea en los alimentos que consumes o en forma de suplementos.

1. Vitamina C

Entre las vitaminas para aumentar masa muscular, la vitamina C es fundamental. Se caracteriza por poseer propiedades que permiten fortalecer el sistema inmune de nuestro cuerpo, retrasar el envejecimiento de la piel y ralentizar el metabolismo de las grasas. Gracias a esta última propiedad, con el consumo de vitamina C es posible almacenar más grasa en nuestros músculos, lo que nos permite aumentar la masa muscular rápidamente.

Por supuesto, el consumo de vitamina C debe ir acompañado con una buena rutina de ejercicios. De otro modo, la grasa que no es quemada se acumulará en nuestro cuerpo sin favorecer la tonicidad de los músculos, ocasionando que aumentemos de peso a la vez que perdemos nuestra condición física.

La vitamina C la puedes encontrar en alimentos como frutas cítricas (entre las que se encuentran la naranja, el limón y la mandarina, por ejemplo), pimientos rojos, espinacas, tomate, brócoli, repollo, nabos verdes, etc. Así que comienza a incluir alimentos como estos dentro de tu dieta diaria.

2. Vitamina A

A pesar de que la vitamina A es principalmente conocida por el papel que desempeña en la visión y en el mantenimiento del cabello, las uñas y la piel, la realidad es que también es una de las vitaminas para aumentar masa muscular. La razón es que esta vitamina desempeña un papel importante durante el desarrollo y construcción del tejido muscular.

La vitamina A permite metabolizar las proteínas y promueve la formación de aminoácidos que previenen el desgaste muscular. Sumado a esto, esta vitamina también es fundamental para que nuestro organismo almacene glucógeno, una molécula que es fuente de energía para los músculos.

Puedes encontrar vitamina A en un amplio abanico de alimentos, entre los que están las zanahorias, los productos lácteos, el aguacate y los tomates. Además, la carne, el pollo y el pescado son ricos en esta vitamina, sin mencionar que son deliciosos. Puedes planificar tu dieta teniendo en cuenta estos alimentos.

3. Vitamina D

Entre todas las vitaminas para aumentar masa muscular, quizás la vitamina D es la más importante de todas. Tanto es así que una falta de vitamina D en nuestro cuerpo provoca pérdida de peso, falta de coordinación y la disminución de la tonicidad muscular. Así que, si quieres ganar masa muscular de forma rápida, esta vitamina no puede faltar en tu dieta.

La vitamina D participa en muchas funciones de nuestro cuerpo, como la absorción de calcio y hierro. Pero no solo eso, sino que ella también permite la diferenciación y formación de nuestro músculo esquelético, y es precisamente por esto que esta vitamina es tan importante cuando hablamos de masa muscular.

A diferencia de lo que ocurre con el resto de las vitaminas, los alimentos contiene muy poca vitamina D, por lo que obtener la cantidad que tu cuerpo necesita a través de la dieta es prácticamente imposible. Por eso, la mejor forma de tener vitamina D es a través de los rayos solares.

Cada vez que nuestra piel es expuesta a los rayos UVB procedentes del sol, nuestro organismo genera vitamina D. Pero eso sí, debes tener cuidado porque los rayos UVB en exceso producen daños en el organismo, e incluso pueden ocasionar cáncer. Así que lo mejor es exponerse al sol durante las primeras horas del día, cuando el sol aún no está en su punto más alto.

Con unos 20 minutos diarios de sol es más que suficiente para tener la vitamina D necesaria. Puedes programar tu rutina diaria para tomar el sol durante las primeras horas del día. Eso sí, recuerda siempre utilizar bloqueador solar para evitar el enrojecimiento de la piel y para protegerte contra las consecuencias desfavorables que pueden producir los rayos UVB.

4. Vitamina E

Otra de las vitaminas para aumentar masa muscular que debes conocer es la vitamina E, cuya función principal es la de antioxidante. Gracias a esta característica, la vitamina E permite limpiar nuestro cuerpo de toxinas desfavorables, las cuales muchas veces impiden el desarrollo de la masa muscular.

Además de esto, también se ha comprobado que la vitamina E permite fortalecer la masa muscular. De esta forma, tu cuerpo no solamente tendrá un mejor físico, sino que tus músculos poseerán tonicidad y resistencia.

Entre los alimentos que contienen altos contenidos de vitamina E se encuentran los espárragos, las espinacas, el brócoli, las uvas, el coco, el kiwi, el aceite vegetal y los frutos secos. Todos estos alimentos son más que deliciosos, así que incluirlos en tu dieta será una tarea sencilla.

5. Vitamina B

Finalmente, otra de las vitaminas para aumentar masa muscular de la que te hablaremos es la vitamina B. El hecho de que sea la quinta de nuestra lista no significa que sea menos importante. Al igual que el resto de las vitaminas que hemos mencionado hasta ahora, la vitamina B es fundamental para mantenerte saludable y tener la masa muscular que deseas.

Vale la pena resaltar que la vitamina B no es una sola molécula, sino todo un complejo formado por las vitaminas B1, B2, B5-6, B8-9 y B12. Este complejo vitamínico es fundamental para que puedas aumentar tu masa muscular, ya que está involucrado en el desarrollo de nuevos tejidos.

Además, la vitamina B permite un mejor aprovechamiento de las moléculas que obtienes por medio de la ingesta de alimentos. Este complejo vitamínico participa en el procesamiento de las proteínas, los azúcares y las grasas, de tal forma que tu cuerpo y músculos puedan aprovecharlas para tener la energía que necesitan.

Debido a que se trata de un complejo vitamínico, deberás ingerir varios tipos de alimentos para tener toda la vitamina B que tu cuerpo necesita. Entre estos alimentos se encuentran: las carnes, los garbanzos, las sardinas, el trigo, el arroz, las piñas, los dátiles, las uvas, los frutos secos, etc.

Otras formas de obtener vitaminas para aumentar masa muscular

Ahora que ya conoces las 5 vitaminas que te permitirán ganar la masa muscular que deseas, es importante que le proporciones estos elementos a tu cuerpo. La mejor forma de hacerlo es a través de la alimentación, pero si por algún motivo no puedes costear todos los alimentos que necesitas o si no tienes tiempo suficiente para planificar tu dieta, también puedes optar por los suplementos vitamínicos.

En el mercado encontrarás toda clase de suplementos vitamínicos, los cuales puedes comprar prácticamente en cualquier farmacia del mundo. Estos suplementos vienen disponibles en cápsulas que puedes ingerir con un poco de agua. Una vez en tu cuerpo, las cápsulas liberan su contenido y le proporcionan las vitaminas a tu organismo.

Antes de comprar un suplemento es importante que leas bien su composición y te asegures de que realmente posee las vitaminas que te hemos mencionado en este artículo. Además, es importante que además de tomar los suplementos lleves una dieta saludable y balanceada, acompañada de ejercicio físico.

Vale la pena resaltar que la mejor hora para tomar cualquier suplemento vitamínico suele ser durante el almuerzo, ya que de esta forma se promueve la mejor absorción de cada uno de los componentes.

Conclusión

Existen diversas vitaminas para aumentar masa muscular que necesitas proveer a tu organismo para obtener el cuerpo que deseas y tonificar los músculos. Entre estas vitaminas, las más importantes son la vitamina C, A, D, E y B, las cuales puedes obtener a través de la dieta, la exposición al sol (en el caso de la vitamina D) y los suplementos vitamínicos.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a conocer más sobre las vitaminas que favorecen la ganancia de masa muscular. No olvides que el consumo de cada una de ellas siempre debe ser acompañado de ejercicio y buenos hábitos alimenticios. Además, también es recomendable llevar una buena rutina diaria, donde se descansen las horas suficientes para que el cuerpo pueda aprovechar todos los nutrientes que le proporcionas.